miércoles, 15 de agosto de 2012

Madre Nuestra








¡Madre nuestra que estás en el cielo!
Permaneciste con Jesús, junto a su cruz, Él te llevó consigo al paraíso.
Somos tus hijos: llevanos contigo, mostranos el camino, cuida nuestros corazones durante el trayecto. Para que, por fin, un día entremos de tu mano a celebrar para siempre, con todos nuestros hermanos, al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada